martes, 29 de septiembre de 2009

PLAYA


PLAYA


 La danza circular de las libélulas

sobre la arena ardiente

augura una tormenta.


La playa borracha de verano

tiene la piel dorada.


Y allí está el mar, el mar,

como una cuna formidable

donde mece la mano de Dios Padre

una infinita variedad de criaturas

no ultrajadas jamás por vista humana.



Percibo lo que fue y se desdibuja,

lo que ha barrido el tiempo:

los rostros vivos de las altas piedras,

el mana* de los ojos poderosos.

Y recuerdo el futuro:

una playa desierta,

los perfiles de roca ausentes con aviso,

la luna revolcándose en la arena,

quizás algunos pájaros nocturnos.



Tendida en la estridencia del silencio

me prolongo hacia la tormenta inminente

y sueño huir con las gaviotas.



*Poder sobrenatural que animaba el funcionamiento de las actividades de la isla.



Fotografía: Playa Anakena, Rapa Nui  

Del poemario "Ojos que miran al cielo", Ediciones Amaru, 2007

domingo, 27 de septiembre de 2009

JIMMY DEAN


JIMMY DEAN 

A James Dean 

"Y el óxido sembró cristal y níquel..."
Federico García Lorca  



Jimmy Dean se indaga en un espejo imaginario

y ensaya su mirada de cachorro apaleado

entornando sus ojos miopes

insoportablemente azules. 



Jimmy Dean es el primer rebelde, 

con causa o sin ella,

y cuando los adolescentes se buscan 

en el espejo imaginario

sueñan con encontrar su bello rostro torturado 

y su insolente jopo rubio. 



Jimmy Dean ha buscado el aplauso, 

como todos los huérfanos.

Es mamá la que aplaude  multiplicada millones de veces, 

cómodamente instalada

en las butacas de tantos cines

alrededor del mundo. 



Jimmy Dean pisa el acelerador de su Porsche

y traza su adiós en el asfalto.

A las seis de la tarde tiene una cita impostergable con los ángeles.




Fotografía: James DeanFloyd McCarthy

Del poemario "Cierta condición nocturna", GPU Ediciones, 2013 


viernes, 25 de septiembre de 2009

DOS AÑOS Y CIEN COPAS DESPUÉS


DOS AÑOS Y CIEN COPAS DESPUÉS 



Dejé de fumar. 

Dejé de jugar a despeinarme 

para opinarme más joven, 

de conjugar la vida con tus mismos gestos, 

de tantearte las horas. 

Dejé de variar nuestras inclemencias 

en un casal de luciérnagas 

(no volamos, 

no brillamos, 

consumamos el  inexcusable error de dar un paso 

más allá del verano). 



Dejé de pensarte al hacer el amor 

(dejé de lado, también, 

la  necia pretensión de hacer el amor: 

copulo, 

fornico, 

me apareo, 

deshago el amor minuciosamente, 

con una diligencia  cirujana).



Dejé de vincular tu nombre 

al riesgo de mis labios. 

Ya no hay húmedas travesías 

por tu boca 

ni mugidos melancólicos sacudiéndote el cuerpo 

(ni siquiera 

en la pálida visitación del sueño). 

Dejé de acusar golpes y prologar 

una congoja perpetua.



Ya no hay nosotros. 

Ya no hay vos. 

Punto. 



Y aparte.


  
Arte: "Watch Me Fall Apart", Scott Rohlfs


martes, 22 de septiembre de 2009

ESE HOMBRE VIENE VOLANDO


ESE HOMBRE VIENE VOLANDO 

A Bela Lugosi 

“Listen to them, the children of the night. What music they make!”



Ese hombre viene volando. 

Solo. 



Ese hombre es una jauría. 

Viene cargado de esperma negro. 

Trae un ataúd partiéndole la boca. 

Ese hombre es un objeto de la sombra. 



Yo sé que moriría 

por sus largos ojos. 



Ese hombre viene volando. 

Solo.



No es un hijo de Dios:  

ningún hijo de Dios 

pierde el combate 

con la morfina y las alcantarillas. 



Ese hombre es hijo de las llagas, 

y de los hospitales. 



Ese hombre me miente: 

me dice que es eterno  

y, sin embargo, 

la muerte lo devora dulcemente 

como a una cena fría.



Ese hombre viene volando. 

Solo. 

Heredó las habitaciones ásperas 

que degüellan 

la ternura de los corderos. 



Ese hombre viene volando, 

y yo no sé qué hacer con mi sangre.

Viene volando, 

y yo lo espero, 

para pasar la noche.



  
Arte: "Bela Lugosi", Álvaro Tapia Hidalgo


domingo, 20 de septiembre de 2009

MI CORAZÓN


MI CORAZÓN

A Manuel
 
“Tener un hijo es una decisión trascendental.
Es decidir que tendrás para siempre el corazón
caminando por ahí, fuera de tu cuerpo”.
Elizabeth Stone
 


Mi corazón va y viene
 
por la suave rutina;
 
carga libros y risas,
 
lápices de colores,
 
preguntas que no tienen respuesta
 
y respuesta a todas las preguntas
 
que le formula el viento.
 
Mi corazón discute con los números,
 
pone en duda
 
mi autoridad de dueña
 
y reclama sus alas ligerísimas
 
para volar a un cielo que lo abarque
 
y arrulle su cadencia de latidos
 
con una voz celeste.
 
Mi corazón se aleja de este pecho
 
que fue su hogar un día
 
con ínfulas de pájaro:
 
la libertad es un sueño que acaricia,
 
un sueño verdadero.
 
No importa cuán lejos vaya
 
ni cuán libre sea.
 
Mi corazón me llevará siempre consigo
 
atada a el con el hilo indestructible
 
de la maternidad.





2º Premio Poesía – “Concurso Nacional de Poesía y Cuento Agua Clara” - Fundación CATHEDRA, Ciudad de Bs. As. (2006)
 
Mención Poesía Certamen Literario “Correo Express 2007”, Revista Literaria “Noticias de la Musa”, Morón, Bs. As. (2007)


sábado, 19 de septiembre de 2009

A USTED (POEMA CORROSIVO CON DIMINUTIVOS)


A USTED (POEMA CORROSIVO CON DIMINUTIVOS)

“…al que le venga el luto que se lo ponga.” - Oscar Hahn



La verdad,

me importa un rábano

lo que usted piense de mí en este momento

(me reservo el derecho a no tutearlo,

a no admitirlo otra vez entre mis piernas,

a no permanecer bajo su dictadura

de girasol inverso:

siempre de cara a las sombras,

celebrando

un crepúsculo de cenizas).



La verdad,

ya estoy cansada

de arrancarme los ojos

para no tener que verlo.

Desaparezca de una vez por todas.

Usted no me salvó:

mi naufragio era apenas un charquito de lluvia,

mi Stultifera Navis

un buquecito de papel plateado

tripulado por dos o tres poemas

(o dos o tres caricias que usted, señor,

no mereció nunca).



La verdad,

me importa un rábano

que usted reniegue de los diminutivos

y diseccione mis poemas

como si fueran sapos de otro pozo,

sapos del pozo de algún sádico catedrático de biología,

de esos que nos obligaban

a graduarnos en crímenes impunes.

(¿Y ahora se rasgan las vestiduras porque los videojuegos son violentos?

Para sacarse un diez

en la cáustica escuelita de mi infancia

había que destripar una paloma).



Recoja su cuerpo antes de irse

(su desnudez me ofende)

cierre las puertas de su horrible rostro

y no se atreva a volver a meter su hocico jamás

debajo de mis sábanas.



Arte: "Home Again", Sas Christian

Poema publicado en el blog EnRedArte


martes, 15 de septiembre de 2009

LAS CARTAS


LAS CARTAS

“Si tu ausencia ¡tan larga! se parece al reposo
De la luna suicida que se ahoga en el mar.”
Leopoldo Lugones



Las cartas son nubes apretando deseos.

Las cartas se cansan.

A veces cavan buscando una sonrisa.

Pero no pueden.

Las cartas son ciervos con cuernos de cristal.

Tan frágiles.



Lo que dicen las cartas se parece a la ausencia.

Son flores que se abren para revelar lo que no es.

Son pactos.

La sangre viaja de espaldas a los caminos.

El semen habla de una muñeca de porcelana que no se toca.

Las cartas.



Las cartas son sillas vacantes.

¿Y quién va a sentarse en este vacío abierto de par en par?

Si las cartas no llegan.

Si las cartas llegan pero no son más que un relámpago de hambre.

Los verdugos siguen la senda de los papeles cansados.

Pero nadie puede despejar la memoria.



La mujer estaba a cien pasos de la luna.

El hombre ejecutaba su castillo de naipes.

Ella se abrazó a un oso de felpa.

Él se bebió los vidrios inflamados.

Nadie necesitó demasiadas explicaciones.

Quedaron las cartas.




Arte: Cecile Veilhan


domingo, 6 de septiembre de 2009

RELOJES


RELOJES


Una dama infinitamente sola

susurra “no”,

como una letanía,

y un universo de agujas

y momentos rotos

palpita en su puño cerrado

como el corazón diminuto

de un pájaro.

En algún lugar del tiempo

rueda la cabeza de una reina

y un vampiro alemán

le cercena el cuello a un cisne.


 
Arte: “Camellia”, Kwon Kyung Yup

Del poemario "Revelaciones", Ediciones Raíz Alternativa, 2007 

 

miércoles, 2 de septiembre de 2009

MORIR EN SETIEMBRE


MORIR EN SETIEMBRE
  
“Voy pisando cadáveres de amantes
y viejas tumbas llenas de pasado…”
Pablo de Rocka

  
El cuello amoratado de Marina,

los tóxicos pulmones  de Anne y Sylvia,

las vísceras enfermas de Alejandra…

¿Qué imagen,

carnal y descarnada,

voy a usar esta vez,

para poetizar la muerte

y arropar el crujido de sus huesos

con mi sed de palabras?

¿Qué metáfora,

temida y tentada,

para tocar su ilustre calavera

con dedo reverente

y ofrecerle un remedo de caricia,

y tejer con mi arrojo de alimaña

unos sutiles párpados de niebla

en sus cuencas vacías?

¿Qué gemido secreto,

audible e inaudito,

para escarchar mi boca con su beso,

abrazarme a su pelvis nacarada

 huir a la grupa de su espectro 

y aferrarme

a este absurdo capricho:

 vaciar de soles mis armarios

y morirme en setiembre?




Arte: "Poison Sleep"Dan Dos Santos