viernes, 30 de noviembre de 2012

HIJOMÍOHIJOTUYOHIJONUESTRO

 


HIJOMÍOHIJOTUYOHIJONUESTRO
  


Cuando caíste la piel no se agotó en esquirlas.

La sangre no hizo ruido.

Fuiste un párpado más

en el asombro de la nieve.

Otra cuota de frío.



Podría hablar de Patria.

Podría contar medallas

(o descontarlas).

Pero me quedo con tus primeras letras.

Tu pelota de fútbol.

La tibia mariposa

que respiró en tu boca aquel verano.

El pelo de esa chica.



Cuando caíste la voz fue un golpe de recuerdo.

La Muerte no hizo ruido.

Fuiste una gota más

rebalsando la copa de la ausencia.

Otra pulsión de miedo.


   
Pero aún miro tus manos.

Y tu risa le lava, todavía,

la cara a la mañana.



Hijomíohijotuyohijonuestro.




Arte: "Mother and Child", Gustav Klimt

2º Premio “Certamen Nacional de Poesía e Historias de Vida Homenaje a Nuestros Héroes Caídos en Malvinas Argentinas”, Centro Amigos de las Artes y Comisión Directiva de Familiares de Héroes Caídos en Malvinas Argentinas, Lomas de Zamora, Bs. As. (2012)

Poema seleccionado para ser publicado en la Antología "Calidoscopio de Voces",  Editorial Dunken (2012)


viernes, 23 de noviembre de 2012

VOLVER



VOLVER



Volver.

Como una frutilla diminuta

vibrando en la tormenta.

Como un golpe de sed en los talones

de un silencio de flores.

Tiritando, de espaldas a la luz,

como un mirasol indócil.

Estampando la noche con señales,

con párpados azules,

con bocas desbordadas de rocío,

con recíprocas manos.

Volver a ser poema.

Detenerme

en la dulce médula del verso.

Tallar pequeños gestos en el aire

con un cincel de espuma.

Liviana como el cielo.

Goteando primavera.




3º Premio Juegos Florales 2012 “Día de los Creadores”, SADE Surbonaerense, Avellaneda, Bs. As. (2012)



miércoles, 21 de noviembre de 2012

PATCHWORK III



PATCHWORK  III



I

Soledad desolada.

Redundantemente sola.

Y ni siquiera estoy yo para acompañarme.



II

Esa flor engarzada en la clavícula del poema.

Esa voz que no puede sacudirse el luto.

Esa muerte ajena.

Hoy son mías.



III

La primavera está rota.

Apenas sobrevivo,

como un remordimiento.

Y nadie puede convencerme

de que el sol vale la pena.





2º Premio Tercer Concurso Nacional de Poesía "Premio Raúl Peyrano", Dirección de Cultura de la Municipalidad Corral de Bustos Ifflinger, Córdoba (2012) 

 

lunes, 19 de noviembre de 2012

PATCHWORK II



PATCHWORK  II



I

Hay una ventana que se niega a complacerme

y un pájaro lanzado contra la luz.

Hay una historia a medio camino

entre el jazmín y la lanza.

Y unas líneas de fiebre secándome los labios.



II

No se poda en octubre.

No se le envían al cuerpo cartas furiosas

intimándolo a que no eche chispas.

Te arranqué de raíz.

Para que no vuelvas.



III

Como si lloviera.

Como si yo te lloviera adentro de la boca.

La voz mojada por una piel

que no se endureció de olvido.



IV

Acorralarte con mi aliento.

Apedrearte con mis lágrimas.

Plantar cipreses 

en los cuatro costados de tu ausencia.

Infinitas condenas para una cosa juzgada.




Arte: Sonya Fu

2º Premio Tercer Concurso Nacional de Poesía "Premio Raúl Peyrano", Dirección de Cultura de la Municipalidad Corral de Bustos Ifflinger, Córdoba (2012) 


sábado, 17 de noviembre de 2012

PATCHWORK



PATCHWORK  



I

Cansancio de astillas que desgarran

el eco de la carne.

Y nadie penetrando mis abismos.



II

El sordo alarido

tatúa sus pulsiones en la huida.

Afuera,

los dientes sonríen

con la macabra simetría

de una pálida fila de arañas.

Adentro,

exudo poesía.

Adentro,

todo es demasiado confuso.



III

Más allá de la mentira del cuerpo,

los muertos siguen llorando.

El miembro fantasma todavía me perturba.

¿Hasta dónde duele la palabra dolor?





2º Premio Tercer Concurso Nacional de Poesía "Premio Raúl Peyrano", Dirección de Cultura de la Municipalidad Corral de Bustos Ifflinger, Córdoba (2012)


miércoles, 14 de noviembre de 2012

LLUVIA SINIESTRA



LLUVIA SINIESTRA


I

Muerte tácita.

Los cuerpos llueven.

Caen como gruesas gotas.

Como estrellas de ambigua astronomía.

El río abre sus fauces,

parte el terrón amargo de la carne convicta.

Devora sus contornos.



II

Una rosa profunda

ahonda en el poniente.

Los cuerpos llueven, desnudos,

expropiados del digno amparo del vestido.

Los genitales tristes.

Las memorias segadas en el grito.

Los peces roerán sin culpa

lo que bordó

la aguja invisible del odio.



III

¿Y los nombres?

¿Los cuerpos tienen nombre

para tatuar en el barro receloso?

Los nombres se han perdido.

Arrancados con pinzas dolosas de cangrejos.

Con tenazas de fobia.

Los nombres lloran su exilio mudo

a merced de las piedras.



IV

Muerte implícita.

Los cuerpos llueven.

Son péndulos de un tiempo detenido.

Tendrán los ojos ciegos abiertos para siempre

en un líquido encierro.

Jamás podrán reconocerse,

tan cerca del espanto.



V

Sin maquillar el olor de la tormenta

los cuerpos gritan miedo.

Son el resumen de un pájaro inmovible.

Una deuda de agua.

Yo los rozo con mi insomnio, algunas veces.

Y rezo compulsivamente
 
por esos huesos enfundados en algas
 
que no alcanzarán jamás
 
el reposo del polvo.






4º Premio 31º Concurso de Poemas Fiesta Anual de la Poesía “Plaza de los Poetas José Pedroni”, Asociación de Arte y Cultura de Acebal “Capital Provincial de la Poesía” y Ministerio de Innovación y Cultura  de  la Provincia  de  Santa  Fe, Acebal, Santa Fe (2012)

1º Mención Poesía Adultos “X Concurso Literario de Cuento y Poesía”, Biblioteca Popular Alejo Iglesias, Villa Elisa, Bs. As. (2012) 

Mención Concurso Anual Literario de Poesía Luz y Fuerza 2012, Ciudad de Bs. As. (2012)


lunes, 12 de noviembre de 2012

PRÓLOGO DE "TODOS LOS HOMBRES QUE ME AMARON"




TODOS LOS HOMBRES QUE ME AMARON


PRÓLOGO


Había una vez una niña mujer que amaba a Janis Joplin, Alejandra Pizarnik y Amy Winehouse.

Es una niña maga, que nunca crece porque gusta de seguir dando vueltas en calesita comiendo algodón de azúcar.

Pero hete aquí que esa niña mujer, a quien llamo orgullosamente  amiga, me pidió que le escriba un prólogo para su poemario "Todos los hombres que me amaron".

¡Vaya! Menuda tarea, tenía que ser para ayer porque ya estaba en edición...

Dicen que la poesía nació para que la muerte no tenga la última palabra. Esta antología tiene los alcances y los límites de haber sido elaborada desde el amor que siente por la poesía libre. Lo ha hecho con todo el respeto que merecen colegas y amigos que recorren el mismo camino.

Este libro es una incitación a pensar, reflexionar y disfrutar mediante instrumentos diferentes: ...el poema,  al que siente como un disparador del pensamiento.

He aquí un libro de amores pequeños: de esos que nacieron un día y se deshicieron sin que ninguna hecatombe viniera a ponerles término. En este libro se reúnen todos esos amores, los que se acabaron, los que prometieron mucho más de lo que dieron, los que se imaginaban a sabiendas de que nunca cobrarían cuerpo, los que no pudieron ser, o los que ya no podrán ser, porque los amores, como las horas, están contados.

"Se ha dicho que el poeta es el gran terapeuta. En ese sentido, el quehacer poético implicaría exorcizar, conjurar y, además, reparar. Escribir un poema es reparar la herida fundamental, la desgarradura. Porque todos estamos heridos." - Alejandra Pizarnik


Susana Krimer, Profesora de Práctica de la Enseñanza, Licenciada en Investigación Educativa

Mi Rincón

   

sábado, 10 de noviembre de 2012

LUNA PERDIDA



LUNA PERDIDA



Pleno, sortílego, perenne,

ese hombre me supo.

Se deslizó por mi sed como un cuchillo,

como un violín profeta.

Multiplicó el fuego genital que se propaga

con las leyes del alba.

Él se afiló sus uñas en mi espalda

y  yo arrojé mi ojos a su paso,

le di mi duda anclada en enjambres de lluvia,

mi flecha de claveles.

Ese hombre se obligó

a dejar una huella

cuando se hirió en mi herida.

Pero no supo bailar con el dolor,

no resistió

publicar sus entrañas

(así es como se pierde la luna).



Fuimos pan amasado con harinas gemelas

y ahora somos nada.



Arte: "The Sun & The Moon", Liza Paizis

Del poemario "Todos los hombres que me amaron",  Ediciones Literarte, 2012  



jueves, 8 de noviembre de 2012

LA GATA, EL TEJADO, CALIENTE


LA GATA, EL TEJADO, CALIENTE

“Como cuando se abre una flor y revela el corazón que no tiene.” – Alejandra Pizarnik



Me arrastraba

hacia cualquier lugar.

A donde él quería.

Me obligaba a saltar de techo en techo

con furtiva elegancia.

Envuelta en gasas, a veces.

Casi siempre desnuda.



Tantos años dormida

y este tipo vino a despertarme.

¿Cómo no confundirlo con un príncipe,

con un fotograma

de “Los puentes de Madison”?

La solución final:

otro vaso de vino

y le cierro la puerta en las narices

a los asados del domingo,

al tedio de los lunes.



Me arrastraba

hacia cualquier lugar.

Masticaba una porción de noche

que no le concernía.

Entonces yo estaba loca

como el gallo de la veleta.

Daba vueltas y abrazaba al viento.

Daba más vueltas y me creía el mundo.

La gata sobre el tejado de zinc caliente.

El tejado de zinc sobre la gata caliente.

La gata, el tejado, caliente.

Los resortes del deseo son confusos.

Cuando recuerdo.



Tantos años dormida

y este tipo vino a despertarme.

Lo que me dijo

no lo repito nunca.

Lo que me hizo se ve

en el temblor indiscreto de la mano

que enciende un cigarrillo.



Me arrastraba

hacia cualquier lugar.

Y yo, que me digo poeta,

no me morí de amor cuando se fue.



Qué vergüenza.



Arte: Linda Cheng

Del poemario "Todos los hombres que me amaron",  Ediciones Literarte, 2012  


lunes, 5 de noviembre de 2012

COMENTARIO DE CONTRATAPA DE "LA ANTIGUA ENFERMEDAD DEL OTOÑO"




LA ANTIGUA ENFERMEDAD DEL OTOÑO

COMENTARIO DE CONTRATAPA


EDICIONES de LA IGUANA dentro de su colección CUADERNOS SUR de POESÍA, entrega "La Antigua Enfermedad del Otoño". Bajo el eco de Sylvia Plath, Raquel Fernández nos ofrenda un recorrido exhausto y exhaustivo por la condición femenina, por extensión: la condición humana, desde todas sus luces y sombras. Lo íntimo y desgarrador no deja de invitarnos a una lectura apasionante.






INFORMACIÓN Y CONTACTO: revlaiguana@yahoo.com.ar


domingo, 4 de noviembre de 2012

VIOLETA



VIOLETA

“Aquí están tus recuerdos:
este leve polvillo de violetas
cayendo inútilmente sobre las olvidadas fechas…”
Olga Orozco



I

 Súbitamente,

el crepúsculo invadió mis sienes.

La hora de la oración

cayó verticalmente

en la mímica sesgada del espejo.

Y me vi de rodillas,

rezándome,

rezándote,

con la lengua desolada demandando

la santa oblea de tus ferocidades.



II


Este extenso destino de saberte,

de presagiarte,

de sospecharte.

Esta larga memoria violeta

donde la tarde

reconquista el silencio.



III

 He perdido.

Una mariposa,

una sílaba secreta,

un retablo de luz.

He ganado.

Otra máscara donde respira

una muerte cercana.



IV

 El mar precipitado

en un embudo de lluvia.

El sol explicando

su muerte prematura.

Y la pequeña idiota persiguiendo tus gestos,

con las manos unidas

debajo de las sábanas.



V
 
Agazapado en el desván del viento

el beso que no di,

el cerrojo echado

sobre una  boca antigua.



VI


Los restos de la eternidad se funden

en el deshielo

de una mirada inocente.

Sigilo violado,

paréntesis estériles goteando

cicatrices de rocío.

El órgano de la resistencia está dañado.



VII

 El continuo desequilibrio de mis palabras.

La elaboración de la carencia

en la trama inmemorial del poema.

Mi cuerpo se contagia de olvido.

La plaga de los dientes manchados de desierto.



VIII

 Un objeto del pasado.

Como un caballito de madera

pintado de verde.

Como una muñeca de trapo

golpeando contra un jardín vacío.

Ya no juego a que me atrapes.



IX

 Mi soledad te despedazó

para reconstruirse

con los restos del hombre amado.

Ahora tiene tu rostro,

tus piernas,

tu espinazo.

Lleva tu nombre de espejismo transitorio.



X

 El idioma mudo de una flor

para decirte

todo aquello que silencian las palabras.





Arte: "Violet", Jonathan Mark Levy

Mención 31º Concurso de Poemas Fiesta Anual de la Poesía “Plaza de los Poetas José Pedroni”, Asociación de Arte y Cultura de Acebal “Capital Provincial de la Poesía” y Ministerio de Innovación y Cultura  de  la Provincia  de  Santa  Fe, Acebal, Santa Fe (2012)