miércoles, 30 de abril de 2014

HIROSHIMA


HIROSHIMA


“Devolvedme a mi padre, devolvedme a mi madre;
Devolvedme a mi abuelo, devolvedme a mi abuela;
Devolvedme a mis hijos y devolvedme a mis hijas.
Devolvedme a mí mismo
Devolvedme a la raza humana.
Mientras dure esta vida, esta vida,
Devolvedme la paz
Que no termina nunca.”
Sankichi Toge


“la furia de la bomba sobre candor de nido,
esa noche caída en Hiroshima no trajo al hombre
sino el relincho de la bestia”
Raquel Verdesoto Salgado de Romo Davila


I

La mañana apuntala

los rasgos húmedos de un espejo.

Las  paredes del verano

exudan larvas candentes.

La ciudad amanece

llorando sus contornos.



II

Los pájaros bajan la voz.

La adelgazan

hasta convertirla en  delicados hilos de sutura.

La luz se corresponde con la herida.

Todo resplandor es ilusorio.



III

Las vértebras de humo crecen

como crece el sudor.

Rancias.

Un ojo rojo triza

palpables esquirlas de luto.

Toda la viudez multiplicada.



IV

El cielo ajeno degüella la sonrisa.

Decapita los sueños con su filo abierto.

El fuego desmantela

la solidez de las flores.

Una cornisa exhausta de fantasmas

se anuncia

sitiando la intemperie.



V

Los niños bullen.

Se escaldan.

Hierven

en la amplia pulsión de encaje negro

de una lluvia que llueve

tumores de paja.



VI

La bomba y su hocico efervescente

olfatean la sed en carne viva.

La hemorragia decreta

una raza de almas sin sonido.

Hibakushas,

bestias tristes con escombros en la piel

y  leucemia trepándoles

los escalones rotos de la sangre.



VII

Faltan pies remontando

la límpida frontera del poema.

Faltan dedos trajinando algodones .

Falta la tibia costumbre de exhalar la vida.

El cuerpo se cose a pedazos

y los pedazos faltan

(la versión que se propone es una zona de plaga).



 VIII

Los niños sin manos palpan

un tajo de mariposas ciegas.

Las muchachas calvas trenzan

un suspiro de niebla,

una grulla de papel que se deshace

con un golpe de muerte.



IX

La boca ríe

en cuarto menguante.

Siempre habrá un grito resuelto en cenizas

goteando entre los dientes.



X

Queda lo que queda

cuando no queda nada.

Vísperas de la última vez.

Monstruos.

Como nosotros.





Del poemario "Como nosotros", Ediciones Hespérides (2014)

1º Premio XI Concurso Internacional Hespérides de Cuento y Poesía, Ediciones Hespérides, La Plata, Buenos Aires (2013)  


martes, 29 de abril de 2014

SOMALÍA


"SOMALÍA"

“Hay otra diosa de tinieblas y de osambre;
su lecho es la vigilia y su pan es el hambre.”
Jorge Luis Borges



I

Arterias  negras

-cordones de moscas

igualados

con el trajín de la noche-.

Párpados flacos,

ojos de sola geometría.

Una mortaja alerta

sabiendo

el friso del mendrugo.

El hambre es el primer gesto aprendido.

Las bocas nacen huérfanas.



II

La cuna tiembla

(la cuna  agita los guiñapos

de un sueño de arena).

La redondez del sol

marca pertenencia en el vacío.

Piel que se adhiere al hueso.

Hueso que sucede.



III

Paridos al dolor.

Malparidos a la muerte.

El ayuno los drena

con su contacto eléctrico.

Sin vino,

sin sagrario,

sin agua bendita,

se rompen

a merced de la semilla ajena.



IV

Estómagos que saltan al vacío.

Miradas largas

(animales lacios que reptan).

Ocurren

enumerando migas en voz baja.

Golpeando con un nudo de costillas

la espalda del desierto.

Pequeños dones de luz aminorada

colgados de los pechos

de mujeres resecas.



V

Los cuerpos se abrevian,

se atenúan, se borran.

El grito queda demasiado lejos.

El grito cesa

en las tripas exprimidas de la infancia.

Dios ha cedido sus derechos de autor.

El hambre hace y deshace.





Arte: "Somalia", Dominique Malabry


Del poemario "Como nosotros", Ediciones Hespérides (2014)

1º Premio XI Concurso Internacional Hespérides de Cuento y Poesía, Ediciones Hespérides, La Plata, Buenos Aires (2013)  



lunes, 28 de abril de 2014

PRESENTACIÓN DE LA ANTOLOGÍA POÉTICA "SENTIDO Y PAZ"

POETAS GANADORES:
Concepción Rodriguez de Garaventa – Carlos Perea – Zulma J. Funes – Olga Ravelli – Marina Fagundes Coello – Cecilia Glanzmann – Corina B. Alegre – Teresa A. Gatti – Elena N.Pahl – Beatriz Chiabrera de Marchisone – Marta Castagnino – Irma Droz – Raúl O. Ifrán – Ariel L.Fernandez – Eduardo L.Ascheri Moyano – Gloria Ocampo López – Susana Hayes – Raquel Fernández – Roma Rotela – Amanda Urcola – Antonio Ayala Castejón – Hilda Schiavoni – Graciela Pucheta – María Cejas – Inés Quilez De Monge

Enigma Editores convocó a POETAS CONTEMPORÁNEOS de gran trayectoria para participar de esta Antología, los cuales aceptaron con beneplácito, todo lo cual representa un aporte muy importante para el acervo cultural de nuestros tiempos:
Luis R. Calvo – Nora P. Nardo – Mary Acosta – Fernanda Macimiani – Lourdes A. Zalazar – Horacio Semeraro – David A. Sorbille – María Montserrat Bertrán – Graciela Bucci – Beatriz Valerio – María Paula Mones Ruiz – Mabel Fontau -Gladys Abilar – Cira Vivern de Llamosas – Elisabeth Luna Dávila – Graciela Licciardi

ARTISTAS PLÁSTICOS GANADORES:
Mabel Fontau – Ricardo Gallardo – Iris Perutic Burcio – Renzo Barrios – Adelina Carrión – Pía Pereira Vázquez

ARTISTAS PLÁSTICOS INVITADOS PARA ILUSTRAR PORTADILLAS:
Adelina Carrión – Marcela Cabeza – Marta Hoya – Iris Perutic Burcio – Mabel Fontau – Margaret Collazo – Facundo Demarchi

JURADOS:
Prof. Bertha Bilbao Richter, docente en el ISER, miembro del Instituto Literario y Cultural Hispánico (ILCH) y de la SADE (Faja de Honor) - Lic. Liria Guedes, escritora y Faja de Honor de la SADE, integrante de la Asociación Americana de Poesía y del ILCH - Mabel Fontau, escritora y Faja de Honor de la SADE, miembro del ILCH y de Gente de Letras - Donato Perrone, miembro del Ateneo Poético Alfonsina Storni, del Rincón Lírico del Café Tortoni y del Grupo de Poetas Livres de Florianópolis (Brasil) - Adriana Rodríguez, por Ateneo Poético Argentino - Lic. Olga Lotitto, Embajadora para la Paz; y representantes de la Federación para la Paz Universal (UPF) -  Lic. Miguel Werner - Rabino Arieh Sztokman - Artistas plásticas Marta Diez, Ana Cabrera Grohs y Zulma García Cuerva

MADRINAS:
La escritora y poeta Juana Alcira Arancibia, fundadora y presidente del Instituto Literario y Cultural Hispánico (ILCH) y directora-editora de la prestigiosa revista literaria internacional Alba de América; la poeta brasileña Marina Fagundes Coello, escritora bilingüe (portugués-español), miembro del ILCH e integrante de distintos círculos literarios de destacada trayectoria en América; y la escritora y poeta Nélida Pessagno, vicepresidenta de la SADE y Consejera Titular y actual Pro-secretaria de la Fundación El Libro.


FERIA DEL LIBRO
STAND DE LA SADE
FIRMA DE EJEMPLARES DE POETAS Y ARTISTAS PLÁSTICOS CON LA ANTOLOGÍA SENTIDO Y PAZ
PABELLÓN AMARILLO STAND Nº 1606 - MIÉRCOLES 30 DE ABRIL, DE 15 A 16 HS.


STAND DE LAS PCIAS. ARGENTINAS
FIRMA DE EJEMPLARES DE POETAS Y ARTISTAS PLÁSTICOS CON LA ANTOLOGÍA SENTIDO Y PAZ
PABELLÓN OCRE STAND Nº 3024 - MIÉRCOLES 30 DE ABRIL, DE 20 A 21 HS.



domingo, 27 de abril de 2014

NIÑA EN VUELO


NIÑA EN VUELO 

“Era lejos, muy lejos, en las primeras albas de un jardín custodiado por ángeles y ortigas.” – Olga Orozco



Un sol absolutorio extendía  

sus trozos en mi boca. 

Su carnaval con olor a lentejuelas. 

Por mi pie trepaban mariposas: 

un muestrario de candor cuando el verano  

bebía su copa de ingenuidad. 


  
El  séquito de las voces fraternales  

templaba mis costados. 

Ningún sermón llegaba con el viento. 

Las ojos no cantaban su diluvio  

(nadie jugaba el juego de las lágrimas 

y los muertos apenas dolían, 

blancos como perlas, 

en la orilla más lejana de la memoria). 



Antes 

cualquier jardín cabía en el ojo de la cerradura. 

Un espesor de hermanos endulzaba 

los cuatro puntos cardinales de la infancia. 

Migrábamos de enero a enero sin escalas,  

insectos oportunos,  

pequeñas flores rojas con los ojos abiertos. 



Ahora  

deambulo por  la herida  

sin tentaciones ni desobediencias. 

Descalza, en retroceso.  

Con las falanges húmedas de tiempo. 

Aullando la amplitud de  los timones perdidos. 

Con las voces trabadas. 



Antes era lejos, muy lejos. 

La araña delatora no tramaba 

mortajas de distancia. 

El pájaro hecho trizas no lamía 

el paladar del miedo. 

Yo era una niña en vuelo y no sabía 

que las niñas no vuelan.





1º Premio 9º Certamen Nacional e Internacional de Poesía "Almafuerte 2013", Grupo Literario Almafuerte, Berazategui, Bs. As. (2014)

2º Premio Poesía Certamen Provincial de Literatura “Prof. Duilio José Cámpora”, Subsecretaría de Cultura y Turismo de San Nicolás de los Arroyos, San Nicolás de los Arroyos, Bs. As. (2014)

Mención Especial Poesía Concurso Literario de Poesía y Cuento Corto Mario Nestoroff, Secretaria de Cultura San Bernardo – Chaco, San Bernardo, Chaco (2013) 

Poema publicado en el blog Grupo Literario Almafuerte de Berazategui


Poema publicado en el e-book Raquel Fernández - Selección de Poemas , Biblioteca de las Grandes Naciones


sábado, 26 de abril de 2014

ENTREGA DE PREMIOS 9º CERTAMEN DE POESÍA "ALMAFUERTE 2013"


Entrega de premios 9º Certamen de Poesía "Almafuerte 2013"
Domingo 27 de abril, 17.30 hs
Complejo Municipal "El Patio", Calle 149 entre 15 y 15A
Berazategui

viernes, 25 de abril de 2014

TEREZÍN


TEREZÍN


“A la luz de las bujías al lado de mi cama, yo duermo
y quizás alguna vez comprenda
que era una criatura sumamente pequeña
tan pequeña como esta canción.”
Hanus Hachenburg



I

El primer lucero danza,

se vuelve y se revuelve.

Hay un hilo de pájaros

descosiendo

la memoria del cuerpo que decrece.

Hay un recorrido de cristales rotos

avivando el duelo.

La sangre,

marcando pertenencia.



II

Gastar la espalda contra el viento,

intuir la escarcha fundante.

El silencio partícipe sustenta

el quehacer del verdugo.

La boca que no llega

pulveriza

un  tibio Padrenuestro.

Las palabras tejen y destejen

una mortaja de humo.

  

III

 Las reglas del juego son estas.

Morirse

en los cuatro costados del hambre.

Polarizar  las sombras.

Apedrear con  avecillas suaves

a los niños fantasmas.

Mentir algo de luz,

una ilusión forzada,

para que la paz sea

con los que comen y rezan

(tan lejos

de la última vez).



IV

No se detiene el alarido

en el recuento de agujas

sabiendo la carne viva.

Se detiene en el borde del llanto.

La voz

cava su propio sepulcro.

Sobre la nieve impávida

(sobre la blanca hemorragia del invierno)

el pie descalzo delimita

un espacio de postergación.



V

Un agujero a mitad de camino

entre el corazón

y el punto de mira.

Una travesía de alambre

donde hace nido la carencia.

La antesala que echa a rodar la llaga.

La desnudez y sus zarpazos.



VI

Pero no todo se rompe

(no todo se fuga).

No todo es concederse

a la niebla sumisa.

En el dulce rigor del  espejismo

el niño que sabe que va a morir

dibuja una mariposa.

Y vuela.





Ilustración: "Mariposas", Margit Koretzová

Del poemario "Como nosotros", Ediciones Hespérides (2014)

1º Premio XI Concurso Internacional Hespérides de Cuento y Poesía, Ediciones Hespérides, La Plata, Buenos Aires (2013)  



jueves, 24 de abril de 2014

"COMO NOSOTROS"



 "Como nosotros", Ediciones Hespérides (2014)


1º Premio XI Concurso Internacional Hespérides de Cuento y Poesía, Ediciones Hespérides, La Plata, Buenos Aires (2013)  


domingo, 20 de abril de 2014

POR QUÉ DEBERÍAS Y NO DEBERÍAS ENAMORARTE DE MÍ


POR QUÉ DEBERÍAS Y NO DEBERÍAS ENAMORARTE DE MÍ

Deberías enamorarte de mí
porque tengo un lunar en la mejilla izquierda
igualito al de Elizabeth Taylor.
Porque hago el lemon pie más fabuloso del mundo.
Porque los perros me lamen las manos,
y las mariposas se enredan en mi pelo,
y hasta los pájaros dejan que les toque las alas,
algunas veces.
Porque recuerdo cómo es tener ocho años. 


Deberías enamorarte de mí

porque recito de memoria y en francés “Déjeuner du matin”
de Jacques Prévert.
Porque escribo poemas.
Porque después de hacer el amor
mi sexo se queda entre las sábanas,
respirando acompasadamente como un animal dormido
y acariciarlo es acariciar el lomo del verano,
caliente y maravilloso.
Porque puedo dormir de cualquier lado de la cama.
Porque jamás olvido el cumpleaños de nadie.


Deberías enamorarte de mí  porque no creo en Dios,
pero creo, pero no.
Porque cada noche repito con desazón
Padrenuestros de humo.
Porque perdono todas las ofensas
y caigo en la tentación de cuando en cuando.
Porque vi “The Big Fish” cientos de veces
y todavía sigo llorando al final.
Porque me gustan las flores.


Deberías enamorarte de mí
porque llamo corazón a todo el mundo,
incluso a la cajera del supermercado chino
que siempre está malhumorada
y no me contesta el saludo.
Porque casi nunca levanto la voz
y casi nunca me quejo.
Porque confío hasta en los ladrones de banco.
Porque no sé coser ni bordar pero abro todas las puertas
con una inocencia feroz,
como si abriera cartas de amor o regalos de Navidad.


No deberías enamorarte de mí
porque le tengo fobia a los transportes públicos.
Porque gasto fortunas en perfume
y jamás pierdo al scrabble.
Porque no voy a entender “Terminator”
aunque me la expliques una y otra vez.


Y porque, además,
estoy casada.


Arte: "Butterflies", Crystal Wall Lancaster

jueves, 17 de abril de 2014

LA VOZ DE GRACIELA



LA VOZ DE GRACIELA

A Graciela Pane, asesinada por la Triple A en 1975



Era el tiempo del desconsuelo.

Era la vida descendiendo escalones.

Era la muerte ejercitando sus espinas en un cuerpo temprano,

apostando por la ausencia en un útero apenas florecido.

Era la voz de Graciela mordiendo

la quemadura espesa  de la tierra.

Confundiéndose con los caireles de la lluvia.

Coagulándose en las heridas del rocío.

Era la voz de Graciela cayendo en el barro

como una estrella rota.

Con el gesto aterido de un pie descalzo.

Con la mímica del hambre en sus cinco puntas solas.



Graciela, la de las casas pobres creciéndole en los ojos.

La del paso ligero en la senda del llanto

La de los sueños mestizos purificando sombras.

Niña y anciana: pequeña caja de resonancia donde el amor

multiplicaba sus formas.



Graciela decía el agua. Decía el pan y los peces y la vida.

Decía dignidad. Decía demasiado

para el oído implacable del verdugo.

La voz de Graciela era una dulce cereza en la tormenta,

un hueso de terciopelo imposible de roer con miedo.

La voz de Graciela era una hoguera.

Pero hizo falta más que un golpe de viento

para descabezar sus llamas.



Era el tiempo del desconsuelo.

Era un escuadrón de mariposas vulneradas

y era la voz de Graciela

temblando como un soplo de trigo en la garganta.

Sangrando primavera.





Graciela Pane nació en Avellaneda el 16 de noviembre de 1952. Fue una estudiante destacada, militante por los derechos estudiantiles, tanto en el Colegio Secundario Nacional Canadá (hoy Simón Bolívar) como en la UTN de Avellaneda, donde estudiaba ingeniería química. A los 23 años contrajo matrimonio con Hugo García. Afiliada a la Federación Nacional Comunista, era un referente para los estudiantes de la zona. El 2 de octubre de 1975 fue secuestrada por la “Triple A” y asesinada brutalmente 24 horas más tarde. Cursaba un embarazo de tres meses.



1º Premio Poesía XXIX Concurso Literario Ciudad de Lobos “Miriam Miguens”Emisora EL 10 Lobos, Lobos, Bs. As. (2014)

1º Premio Poesía XXXV Concurso Literario Nacional  “Ayacucho 2013”, Agrupación Impulso de Bellas Artes, Ayacucho, Bs. As. (2013)

1º Premio Poesía 24º Certamen de Poesía y Prosa Concurso Casa de la Cultura Ami Díaz,  Jovita, Córdoba (2013)

1º Premio Poesía 7º Certamen Internacional de Poesía y Narrativa “Prof. Oscar Grandov”, Rotary Club de San Genaro, San Genaro, Santa Fe (2013)

2º Premio 14º Certamen Nacional e Internacional de Poesía “Antonio Nelson Romera”, EDEA, Avellaneda, Bs. As. (2012) 

3º Premio Poesía Certamen Literario Premio "Gonzalo Delfino", Biblioteca Popular "Ricardo Jones Berwyn", Gaiman, Chubut (2014)

Mención de Honor Poesía 12º Certamen Internacional de Poesía y Cuento Breve “Mis Escritos”, Ediciones Mis Escritos, Ciudad de Buenos Aires (2013) 

Poema publicado en la Revista Palabras Diversas Nº 51, 15 de enero de 2015

Poma seleccionado para integrar la Antología Poetas LatinoamericanosEditorial Imaginante, Sáenz Peña, Bs. As. (2015)

Poema seleccionado para integrar la Antología Poética “Ojos de semilla”, Editorial Dunken, Ciudad de Bs. As. (2015)