viernes, 11 de septiembre de 2015

BARRIO


BARRIO


I

Recostado en un horizonte de adoquines y manzanas,

húmedo de carnavales,

bendecido de escuela,

el barrio se asoma al balcón del recuerdo.

Hacia su luz navego,

hacia su herida de abejas

multiplicando  veranos.



II

Las cosas primeras fueron

en sus cuadernos abiertos,

en sus veredas cosidas con rayuelas

y colas de perros felices,

en sus tertulias al aire libre.

Lo toco cuando toco

el rostro de la infancia.

Me besa con la boca memorable

del  padre al que todavía sueño vivo.



III

En su cintura florida sobrevive

un gesto de ronda.

Calles que giran tomadas de las manos,

calles que cantan.

Rodeos de luz

en las verdes gargantas de las plazas.



IV

El barrio tiene también

su costado de lluvia,

sus andamios de humo,

sus muertes encogidas

como caracolas de niebla.

Pequeñas golondrinas que no fueron verano.

Ventanas abiertas para nadie.



V

Vecinas purgando otoños,

amigos perpetuando esquinas,

un pájaro de viento ahondando

mi cielo de memorias.

El barrio es legible en el poema

que me lava los ojos cada vez que me miro niña.






1º Premio Poesía Concurso Literario Rotary Club de City Bell, City Bell, Bs. As. (2015)


No hay comentarios:

Publicar un comentario